SACATE PARTIDO » Nueva Imagen»

Potenciando lo mejor de tus rasgos y dándole un aire nuevo a tu maquillaje seguirás siendo tú, pero mucho más favorecida.

MÁS GUAPA!!!!!

Después de disimular imperfecciones y unificar el tono (con corrector, iluminador)

Base de maquillaje: sin cortes, la base de maquillaje no acaba en la barbilla. Se extiende hasta el cuello, difuminándola muy bien.

Se destaca la parte más llamativa:

Los ojos: Más almendrados, se juega con varias tonalidades (sombras y perfilado) siempre perfilado negro o marrón, con una sombra especial y un pincel carrado damos al ojo una mirada penetrante.
Sombra neutra en párpados colores visón, tierra o marrón, mejor satinados, sin mucho brillo. También puedes jugar con iluminador en el ángulo interno del ojo y bajo la cola de la ceja. 
Mascara de pestañas para realzar la mirada, antes de la mascara podemos poner unos polvos especiales para que las pestañas sean más espesas.

Colorete: Cuando las pieles son mixtas, usar mejor la textura empolvado y no en crema.

Los labios: Del burdeos al magneta, los labios impactan en un rostro con piel luminosa y radiante.
Un simple trazo de lápiz redefine la línea natural de los labios y evita que el color, con las horas, se escape entre las arruguitas.

Cejas dominantes: Rectas, angulosas, casi masculinas, pero no andróginas porque, aunque no se depilan con forma de arco, sí se limpian todo el vello de alrededor y el entrecejo para dejar una mirada cuidada y femenina.

Importante:
Esta temporada, extremandamente moderna, la elegancia de la mujer está en los detalles: líneas puras y definidas, nada de ostentaciones.
El atractivo está en crear una «estructura ósea»: pómulos y cejas enmarcan la belleza.

Deja un comentario

SACATE PARTIDO » Nueva Imagen»

Potenciando lo mejor de tus rasgos y dándole un aire nuevo a tu maquillaje seguirás siendo tú, pero mucho más favorecida.

MÁS GUAPA!!!!!

Después de disimular imperfecciones y unificar el tono (con corrector, iluminador)

Base de maquillaje: sin cortes, la base de maquillaje no acaba en la barbilla. Se extiende hasta el cuello, difuminándola muy bien.

Se destaca la parte más llamativa:

Los ojos: Más almendrados, se juega con varias tonalidades (sombras y perfilado) siempre perfilado negro o marrón, con una sombra especial y un pincel carrado damos al ojo una mirada penetrante.
Sombra neutra en párpados colores visón, tierra o marrón, mejor satinados, sin mucho brillo. También puedes jugar con iluminador en el ángulo interno del ojo y bajo la cola de la ceja. 
Mascara de pestañas para realzar la mirada, antes de la mascara podemos poner unos polvos especiales para que las pestañas sean más espesas.

Colorete: Cuando las pieles son mixtas, usar mejor la textura empolvado y no en crema.

Los labios: Del burdeos al magneta, los labios impactan en un rostro con piel luminosa y radiante.
Un simple trazo de lápiz redefine la línea natural de los labios y evita que el color, con las horas, se escape entre las arruguitas.

Cejas dominantes: Rectas, angulosas, casi masculinas, pero no andróginas porque, aunque no se depilan con forma de arco, sí se limpian todo el vello de alrededor y el entrecejo para dejar una mirada cuidada y femenina.

Importante:
Esta temporada, extremandamente moderna, la elegancia de la mujer está en los detalles: líneas puras y definidas, nada de ostentaciones.
El atractivo está en crear una «estructura ósea»: pómulos y cejas enmarcan la belleza.

Deja un comentario