LA PALABRA ACNÉ

Se asocia, la mayoría de las veces, a la adolescencia.

Pero esta patalogía va mucho más allá y puede extenderse a la edad adulta. El acné es, en realidad, mucho más frecuente de lo que pensamos. Y además de las secuelas físicas que provoca también tiene incidencia psicológica, ya que acompleja a quien lo sufre, tengan la edad que tengan, y afecta tanto a las relaciones sociales como a las de pareja y las profesionales.
En el caso de las mujeres, 1 de cada 10 padecerá acné pasados los 30 años. Actualmente, el 30 por ciento de las consultas de dermatología responden a mujeres que superan los 25 años. Una cifra elevada y que algunos expertos achacan a la polución de las grandes ciudades, el estrés o el retraso en acudir al especialista y recibir tratamiento adecuado.

Deja un comentario

LA PALABRA ACNÉ

Se asocia, la mayoría de las veces, a la adolescencia.

Pero esta patalogía va mucho más allá y puede extenderse a la edad adulta. El acné es, en realidad, mucho más frecuente de lo que pensamos. Y además de las secuelas físicas que provoca también tiene incidencia psicológica, ya que acompleja a quien lo sufre, tengan la edad que tengan, y afecta tanto a las relaciones sociales como a las de pareja y las profesionales.
En el caso de las mujeres, 1 de cada 10 padecerá acné pasados los 30 años. Actualmente, el 30 por ciento de las consultas de dermatología responden a mujeres que superan los 25 años. Una cifra elevada y que algunos expertos achacan a la polución de las grandes ciudades, el estrés o el retraso en acudir al especialista y recibir tratamiento adecuado.

Deja un comentario