No tengamos miedo a la Celulitis

No tengamos miedo a la Celulitis

Son muchas las mujeres que me hacen llegar a través de largas conversaciones que tenemos cuando reciben tratamientos; facial o corporal, en mi consulta. Un malestar que desata en ellas la llegada del buen tiempo y el consiguiente destape. ¿La razón? No se sienten a gusto en su piel, no están satisfechas con su cuerpo. Creo que todas nos merecemos el físico que nos gustaría tener.

Y por suerte, hoy en día los tratamientos médico y estético y la cirugía te ayudan a conseguirlo. Tienes ganas, ánimos, fuerza de voluntad? Sí!!

Adelante puedes conseguirlo. 

Antes                             Después

La suerte de no tenerla, hasta ahora, era patrimonio de apenas unas cuantas afortunadas. Pero los tratamientos médico estéticos se actualizan y mejoran, consiguiendo cada vez resultados más rápidos y eficaces a la hora de combatirla.

LA SEMANA QUE VIENE “COMO COMBATIRLA” no te lo pierdas….

 Celulitis: acumulación de tejido adiposo afecta del 85 al 98 por ciento de las mujeres desde la adolescencia. Acabar con ella es posible aplicando con rigor y constancia los tratamientos. Se suelen concentrar en caderas, muslos, nalgas y abdomen, no va asociada al sobrepeso. La celulitis es un chivato, nos avisa que algo no funciona bien en la piel. La celulitis la podemos clasificar en tres grandes grupos.

> Celulitis blanda. La piel no está inflamada y parece uniforme, no la aprecias a simple vista, sólo la detectas al punzar la zona. Los adipocitos empiezan a almacenar grasa, dando lugar a los pequeños nódulos que, de seguir evolucionando se podría convertir en la antiestética piel de naranja.

> Celulitis edematosa. Al circular la linfa y la sangre con dificultad, los líquidos y las toxinas se acumulan, fomentado a su vez la aparición de celulitis y degradándose las fibras de colágeno.

> Celulitis dura. El tejido celulítico se localiza con mayor claridad, esta muy adherido y se vuelve compacto. Pues padecer pesadez de piernas.

>> También podemos tener CELULITIS MIXTA. Es la más frecuente y es cuando en una misma persona coinciden diferentes tipos.

** Busquemos soluciones!! El organismo femenino tiende a acumular más grasa que el masculino. Además la grasa se destina de diferente manera en la piel. En el hombre se distribuye de forma plana, mientras que en la mujer tiende a hacerlo de manera vertical. Hay otros factores que predisponen a padecer celulitis:

*  La raza. El factor racial tiene mucho que decir. Una mujer mediterránea suele tener más celulitis que una nórdica. Las que menos son las mujeres africanas y las asiáticas.

*  La genética. Si tu madre, tu abuela y tus hermanas sufren celulitis, tú tienes más posibilidades.

*  Los problemas hormonales. La pubertad, el embarazo, la menopausia…. Un reto importante en nuestras épocas no hay que perder de vista la celulitis. Las hormonas femeninas ( estrógenos y progesterona) actúan directamente sobre el volumen de los adipocitos, aumentando, y pudiendo así favorecer la retención de líquidos.

*  Los estados psicológicos. Cansancio, nerviosismo, estrés y ansiedad producen alteraciones circulatorias favoreciendo la formación de la celulitis.

*  La vida sedentaria, la ropa ajustada, el trabajo, el alcohol…. Son factores  que predisponen su aparición.

*  La dieta. Importante tener buenos hábitos. Los malos hábitos pueden provocar una eliminación deficiente de lípidos, prótidos y glúcidos.

Deja un comentario